Ergonomía quirúrgica
GAES Médica GAES Médica
SEORL CCC SEORL CCC
00 Prólogos e Introducción

David Lobo Duro
FEA Otorrinolaringología
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

Los trastornos musculoesqueléticos comprenden cualquier daño de las articulaciones y otros tejidos (músculos, tendones o nervios) que afectan normalmente a la espalda, cuello, hombros y extremidades superiores, aunque también pueden afectar a las extremidades inferiores.

Los cirujanos, así como otros médicos y profesionales que realizan procedimientos quirúrgicos, tienen un riesgo importante de sufrir trastornos musculoesqueléticos (TME) relacionados con el trabajo. De hecho, los ergonomistas consideran desde hace ya mucho tiempo que las condiciones y el ambiente de trabajo de los cirujanos son iguales o más duras que las de los trabajadores de la industria. Numerosas encuestas recientes han demostrado una tasa muy elevada de TME en este grupo de trabajadores. El 87% aproximadamente de los cirujanos de diversas especialidades sufren dolor y otras molestias musculoesqueléticas; el 31% requiere tratamiento quirúrgico para un TME relacionado con su práctica quirúrgica; el 27% necesita bajas laborales; el 42,5% modifica o limita su práctica quirúrgica y el 9,2% abandona por completo la actividad quirúrgica. Estas cifras, aunque parezcan enormes, seguramente infravaloran el problema debido a una falta muy importante de información. Entre los profesionales otorrinolaringólogos se han constatado cifras bastante similares, tanto a escala internacional como a escala nacional.

Esta carga epidemiológica y económica puede afectar de modo indirecto a la atención médica al reducir el personal, aunque también lo puede hacer de una forma más directa, ya que los TME se asocian a una merma de destreza, rango de movimiento, propiocepción y fuerza de agarre, e influyen en las decisiones sobre los abordajes quirúrgicos. Las inversiones tanto personales como públicas en la formación de estos especialistas altamente cualificados hacen que este nivel de morbilidad y despilfarro de recursos sanitarios sea inaceptable. En este sentido, un área de mejora se ha hecho evidente: la educación en ergonomía quirúrgica. El objetivo de este libro es cubrir esta necesidad acuciante y brindar un texto útil y funcional, fácilmente trasladable a la práctica cotidiana de los otorrinolaringólogos y otros profesionales quirúrgicos, sin renunciar al exigible rigor y evidencia científica. Es importante destacar que, a pesar de las múltiples publicaciones que muestran la creciente preocupación por los trastornos musculoesqueléticos derivados de la práctica quirúrgica y el énfasis en la ergonomía quirúrgica, el conocimiento de responsables y personal sanitario sobre el tema es muy bajo.

El presente libro de ergonomía quirúrgica y prevención de TME en la práctica quirúrgica aborda este problema desde un punto de vista multidisciplinario y se propone identificar los puntos críticos de la cirugía desde una perspectiva ergonómica, mejorar la educación en el autocuidado postural y la organización de un quirófano, y orientar el diseño de nuevos prototipos de herramientas quirúrgicas que demuestren incrementar la eficacia de la tarea, el confort de manejo y la disminución del riesgo postural en este colectivo de trabajadores.

Es importante resaltar el enfoque multidisciplinario del libro. Diferentes especialistas (medicina del trabajo y prevención de riesgos, medicina física y rehabilitadora, numerosas especialidades quirúrgicas, anestesiología, fisioterapia, ingeniería, enfermería de quirófano) han contribuido a este libro con información de primera mano y una revisión completa de la evidencia científica más reciente sobre el tema.

Finalmente, la característica más importante del libro es el enfoque práctico del problema. Cada uno de los capítulos de especialidades médicas ha sido redactado por diferentes profesionales que desempeñan su trabajo en quirófano. En ellos se abordan los problemas ergonómicos comunes y específicos de cada especialidad, al tiempo que se presentan las posibles soluciones de acuerdo con la evidencia científica. De igual modo, se presentan los aspectos importantes de los trastornos musculoesqueléticos más prevalentes entre cirujanos, enfermeras instrumentistas y anestesiólogos, su tratamiento físico y su prevención.

El libro se ha estructurado en tres partes. En la primera de ellas se abordan aspectos generales de la ergonomía quirúrgica y los TME más frecuentes entre los profesionales quirúrgicos.

En la segunda parte se abordan los problemas específicos de las distintas especialidades médico-quirúrgicas y las posibles soluciones desde el punto de vista de la ergonomía.

Finalmente, la última parte expone los principios generales en la prevención de los TME entre estos profesionales, así como las bases de los tratamientos rehabilitadores de los TME en la práctica quirúrgica, complementados con numerosos vídeos de ejercicios fácilmente accesibles y explicados de una forma sencilla y útil.

Se pretende así llegar al mayor número posible de profesionales que puedan beneficiarse del conocimiento de la ergonomía quirúrgica. La divulgación de estos principios desde el inicio de la carrera profesional es fundamental, puesto que estos problemas comienzan muy a menudo durante el periodo de formación o residencia, y la aplicación de estos principios ergonómicos se traduce en la mayoría de los casos en una notable mejoría de los síntomas y del rendimiento quirúrgico. Además, aquellos cirujanos que son conscientes de las implicaciones que tiene la ergonomía son más proclives a tenerlas en cuenta durante la cirugía, y a demandar mejores entornos de trabajo, con resultados muy satisfactorios. Las mejoras ergonómicas en quirófano contribuirán a la seguridad y eficiencia de los procedimientos, y se traducirán no sólo en un mayor confort para el cirujano sino también en mejores resultados para el paciente.

Los TME son un problema de salud laboral entre los profesionales quirúrgicos. Ampliar el conocimiento en esta materia y adoptar medidas preventivas está justificado desde el punto de vista social, económico y legal y, además, es una prioridad para la investigación en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo en Europa: 2013-2020. La industria, los profesionales, las asociaciones científicas y la administración tienen ante sí el reto de optimizar las condiciones de trabajo en los quirófanos con el fin último de mejorar la calidad y la eficiencia de la atención a los pacientes.

Esperamos haber contribuido con este pequeño manual a concienciar acerca de la importancia de la ergonomía quirúrgica en nuestro día a día, así como a ayudar a aquellos compañeros que comienzan su formación y a aquellos más experimentados a prevenir posibles lesiones y poder disfrutar más de su trabajo, desarrollando una actividad profesional larga, saludable y enriquecedora.

A 28 de abril de 2019.