Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Auto valoración del tinitus en pacientes con stress post-traumático.

http://journals.lww.com/ear-hearing/Abstract/2016/09000/Tinnitus_Self_Efficacy_and_Other_Tinnitus.5.aspx

Ear & Hearing. Septiembre/octubre 2016.

Objetivo: Los individuos con tinitus y trastornos psicológicos concomitantes con frecuencia consideran el tinitus más incapacitante que los individuos sin trastornos psicológicos. Poco se sabe acerca de la influencia de la salud mental y psicológica sobre las capacidades del individuo para manejar los efectos del tinitus.

La finalidad de este estudio era valorar la influencia del estado psicológico en la percepción del tinitus y en el manejo que de él realiza el paciente.

Diseño: Estudio observacional. 3 grupos (n=199). Grupo 1, pacientes con tinitus y sin trastorno psicológico concurrente (tinitus solamente, n=103), grupo 2, tinitus y trastorno psicológico no del tipo stress post-traumático (n=34), grupo 3, tinitus y stress post- traumático (n=62). Se les pasó el Self-Efficacy for Tinnitus Management Questionnaire (SETMQ). Se compararon las respuestas entre grupos, así como otros indicadores de percepción de tinitus tales como el porcentaje de tiempo (conciencia del tinitus), el porcentaje de tiempo en el que el tinitus era molesto, la intensidad, las puntuaciones del tinnitus handicap inventory, valoración subjetiva del grado de hipoacusia y, por último, valoración subjetiva de los problemas en relación con la tolerancia al sonido.

Resultados: el grupo 3, tinitus más stress post-traumático, mostró peores puntuaciones que el grupo de solo tinitus en todas las subescalas del Self-Efficacy for Tinnitus Management Questionnaire; asimismo el grupo 3 mostró también peores puntuaciones en la mayor parte de las subescalas con respecto al grupo 2. Las diferencias entre los grupos 1 y 2 radicaron fundamentalmente en la subescala de respuestas emocionales. No se observaron diferencias entre grupos en la puntuación de la intensidad ni en la cantidad de tiempo que los individuos eran conscientes del tinitus. Sí se observaron diferencias entre grupos, en el porcentaje de tiempo que el tinitus era molesto, en el grado de hipoacusia auto-evaluada, en los problemas de tolerancia al sonido y, en las respuestas en el tinnitus handicap inventory (THI). En general, las cifras revelan que en grupo 1 las puntuaciones fueron inferiores, seguidos del grupo 2 y, por último, del grupo 3, siendo por tanto las consecuencias del tinitus más severas en este último grupo y siendo los sujetos de este grupo 3 los más afectados por la presencia de tinitus. En algunos casos las respuestas entre los grupos 2 y 3 fueron similares.

Conclusiones: Las puntuaciones varían entre los tres grupos. En general, los sujetos del grupo 3 (tinitus más stress post-traumático) mostraron mayor afectación y menores niveles de autoconfianza en la situación, en comparación con los sujetos de los grupos 1 y 2. Las diferencias entre grupos destacan la necesidad de desarrollar estrategias de intervención, particularmente en pacientes con tinitus y stress post-traumático.