Eficacia y seguridad de AM-101 en el tratamiento del tinitus-estudio en fase II, doble ciego, randomizado y controlado con placebo.

El acúfeno, la percepción de sonido sin estimulación acústica externa, es un trastorno frecuente. De acuerdo con estudios recientes, aproximadamente el 25% de los americanos adultos han experimentado acúfeno, con un casi 8% de personas con acúfeno reiterado. Dentro de la población europea se estima que entre el 7 y el 14% de la población le ha comentado en alguna ocasión a su médico este problema, mientras que el acúfeno potencialmente incapacitante se da entre el 1 y el 2,4% de la población. El acúfeno impacta en la capacidad de conciliar el sueño o de relajarse, lleva al cansancio, a la irritación, al nerviosismo, a la frustación o a la depresión.

Una variedad amplia de tratamientos se ensaya en el paciente con acúfeno en busca del alivio del mismo. Aunque algunas técnicas, tales como la terapia de re-entrenamiento o la terapia de comportamiento, pueden proporcionar alivio a algunos pacientes, no existe un tratamiento efectivo estándar, lo que provoca la consiguiente frustración entre médicos y pacientes.

Objetivo: Evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento con AM-101 intra-timpánico en pacientes con acúfeno agudo tras traumatismo acústico agudo, hipoacusia súbita neurosensorial, u otitis media aguda. AM-101 (gel de hidrocloruro de esketamina) es una pequeña molécula que actúa como antagonista no competitivo de los receptores de NMDA. Los receptores NMDA son importantes en el comienzo de la fase coclear del acúfeno, a nivel de la primera neurona de la vía auditiva. AM-101 pretende tratar el acúfeno en la fase aguda/inicial antes de que sea procesado en estructuras superiores de la vía auditiva/cerebro.


Diseño del estudio: Estudio prospectivo, doble ciego, randomizado, controlado con placebo con seguimiento en los días 0, 1, 2, 7, 30 y 90. Se llevó a cabo en 28 centros europeos de medicina pública y privada. 248 pacientes con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años y con acúfeno de tres meses o menos de evolución.


Material y métodos: Tres inyecciones intra-timpánicas de AM-101 (0,27 brazo de dosis baja, 0,81 mg/dl brazo de dosis alta) frente a placebo, ratio 1:1:1, durante más de tres días consecutivos. Se valoró la eficacia mediante cambios en distintos test psicoacústicos como el test de MML (minimum masking level-nivel mínimo de enmascaramiento), en las dificultades para conciliar el sueño en una escala de 0 a 100 puntos, cambios en el cuestionario THI-12 (Tinnitus Handicap Inventory) y, cambios en la impresión global del paciente. La seguridad se evaluó mediante la frecuencia de deterioro auditivo relevante y efectos adversos.
Resultados: El estudio no consiguió demostrar el beneficio del tratamiento en base a los resultados del test MML. No obstante, AM-101 0,81 mg/dl demostró la mejoría, de forma estadísticamente significativa, en las molestias por acúfeno, en las dificultades para conciliar el sueño, y en el impacto del acúfeno en pacientes con acúfeno tras trauma acústico u otitis media. No se obtuvieron resultados concluyentes en el subgrupo de pacientes con acúfeno asociado a hipoacusia súbita neurosensorial. Tanto el fármaco como la forma de administración fueron bien toleradas por los pacientes.

Conclusión: El estudio prueba cierta eficacia del AM-101 en el tratamiento del acúfeno coclear y mediado por la toxicidad del glutamato. Los resultados comunicados por los pacientes parecen ser medidas de eficacia más relevantes y fiables en la valoración del tratamiento que los test psicoacústicos.

Más información:
Otology & Neurotology. Abril 2014.