Hacia el desarrollo de un índice de magnitud del acúfeno.

Objectivos: El objetivo de este estudio era avanzar hacia un único campo de magnitud del acúfeno en base a su intensidad y que ayudara en el desarrollo de un modelo de distress psicológico asociado al acúfeno.

Diseño: Se reclutaron 347 pacientes con acúfeno, procedentes de cuatro clínicas audiológicas con el propósito de desarrollar una escala o medida de distress al acúfeno, “Tinnitus Functional Index” (TFI). La escala de tres puntos o contenidos se desarrolló en un intento de establecer un modelo prospectivo de “Tinnitus Magnitude Index” (TMI) que valoraría la magnitud del acufeno, independientemente, de las reacciones al mismo.

Resultados: Consistencia interna (α = 0.86) y tests de medidas repetidas (r = 0.74, df = 29, p < 0.001) indican que la escala de tres puntos es fiable. La validez se apoyaba en moderadas correlaciones (r ≥ 0.30 y r ≤ 0.69) de la escala con el “Tinnitus Handicap Inventory” (r = 0.62), y “Beck Depression Inventory” para atención primaria (r = 0.38), los siete campos independientes de las reacciones al acúfeno se midieron usando subescalas del TFI (r = 0.49 a 0.72). Las correlaciones entre la escala y dos subescalas de reacciones al acúfeno (distress) fueron altas (r > 0.70) cuando se compararon con correlaciones moderadas.

Conclusiones: este estudio involucró un análisis retrospectivo de datos procedentes de preguntas que fueron, en un principio, evaluadas para su uso en un cuestionario de acúfeno. El análisis se llevó a cabo para establecer un modelo prospectivo de desarrollo de (TMI). Los resultados de este análisis sugieren que un TMI puede ser desarrollado con la intención de suministrar una medida fiable y válida de la magnitud del acúfeno que se solapa mínimamente en contenido con medidas cognitivas, del comportamiento y con reacciones emociales al acúfeno. Un TMI completamente validado suministrará una medida de la magnitud del acúfeno que no se verá alterado por reacciones emocionales al acúfeno o por síntomas depresivos, y debería ser útil en el desarrollo de un modelo testable de distress psicológico provocado por el acúfeno. Aunque el objetivo primario es desarrollar una medida de la magnitud del acúfeno que predijera reacciones cognitivas, emocionales o de comportamiento frente al acúfeno, un TMI debe ser también útil en la evaluación de un marco clínico.

Más información:
Ear and Hearing, Julio/Agosto 2014.