Hipoacusia moderada uni y bilateral en la infancia: visión a 20 años de las características auditivas y de los procedimentos audiológicos antes y después del screening neonatal.

Objetivos: Hay pruebas de que la presencia de hipoacusia, incluso moderada y unilateral, en edades tempranas de la infancia pueda afectar negativamente al desarrollo. De esta forma, en la actualidad el objetivo de los programas de screening neonatal es la identificación de los niños con hipoacusia permanente incluidos los de grado moderado. El objetivo principal de este estudio fue determinar el número de niños con hipoacusia moderada uni o bilateral identificados antes y después de la instauración de los programas de screening neonatal. Un objetivo secundario fue examinar las características clínicas y el tratamiento de este grupo de niños. Diseño: estudio prospectivo durante un periodo de 20 años, desde 1990 hasta 2010, sobre un grupo de niños con hipoacusia, procedentes de un hospital pediátrico canadiense, donde se llevaba a cabo la valoración audiológica de todos los niños de la región. Se documentó la proporción de niños identificados con hipoacusia moderada uni-bilateral antes y después de la instauración del programa de screening neonatal universal de hipoacusia, así como sus archivos clínicos. Se examinaron, en base a la historia clínica, los datos relacionados con la recomendación de empleo de prótesis auditivas. Se examinaron los factores que llevaron a la recomendación de amplificación.

Resultados: Se identificaron un total de 381 de 823niños (46,3%) con edades comprendidas entre los 0 y los 18 años con hipoacusia permanente no adquirida uni-bilateral de intensidad moderada. La proporción de niños identificados fue similar en los periodos pre y post instauración del programa de screening neonatal universal de hipoacusia (p=0,207). Previo a la instauración del programa de screening neonatal los niños con hipoacusia eran identificados en torno a los 5 años de edad de media (rango: 3,6 a 7) en comparación con los 0,8 años de edad tras la instauración del programa de screening (rango: 0,2 a 2,3). Se documentó un aumento de la hipoacusia en el 22% de todos los niños y, dentro el grupo identificado con el programa de screening, en el 32% se produjo un deterioro de los umbrales auditivos. Aunque el 87,2% de los niños recibieron recomendaciones de amplificación, en más del 50% se produjo un retraso considerable entre la recomendación y la realización de la misma. En los casos de hipoacusia bilateral, la edad en la detección y la severidad de la hipoacusia en el mejor oído fueron factores determinantes a la hora de amplificar, no así en los casos de hipoacusia unilateral.

Conclusiones: la hipoacusia moderada uni-bilateral constituye casi la mitad de la hipoacusia en la infancia. Los programas de screening neonatal de hipoacusia han reducido considerablemente la edad de detección del problema. El retraso en la amplificación pone en duda los beneficios de la detección temprana. Se necesitan más estudios que determinen las consecuencias, en el desarrollo, de la identificación precoz de la hipoacusia moderada uni-bilateral en niños y que documenten los beneficios de una amplificación temprana.

Más información:
Ear and Hearing.