Hipoacusia neurosensorial en adolescentes y obesidad.

Diseño del estudio: se recogieron datos representativos de población no institucionalizada de los Estados Unidos por grupos de edad y área geográfica.

Métodos: se evaluaron 1448 participantes con edades comprendidas entre los 12 y los 19 años de edad, de 2005 a 2006. Los sujetos fueron clasificados de obesos cuando su índice de masa corporal alcanzaba y/o superaba el percentil 95. La hipoacusia neurosensorial se definió como el descenso, de características neurosensoriles, en los umbrales auditivos en frecuencias altas y bajas mayor de 15 decibelios.

Resultados: en comparación con la población con un índice de masa corporal entre el percentil 5 y 85, la obesidad en los adolescentes se asoció a un descenso en los umbrales auditivos y a una mayor prevalencia de hipoacusia neurosensorial a bajas frecuencias unilateral (15.2 vs 8,3, P=0,01). Mediante análisis multivariante la obesidad se relacionó con un incremento en las probabilidades de sufrir hipoacusia neurosensorial unilateral de predominio en frecuencias bajas.

Conclusiones: este trabajo demuestra por primera vez que la obesidad en la infancia está asociada a mayores umbrales auditivos a lo largo de todas las frecuencias y multiplica casi por dos la probabilidad de hipoacusia neurosensorial unilateral en frecuencias bajas. Estos resultados se suman a la creciente literatura que relaciona la obesidad con trastornos múltiples y también se suma a la urgencia de establecer medidas de salud pública para reducirla.

The Laryngoscope. Diciembre 2013.

Más información:
onlinelibrary.wiley.com