La omnipresente aspirina. Una revisión sistemática de su impacto sobre la hipoacusia neurosensorial.

Objetivo: Esta revisión sistemática evalúa el impacto de la aspirina sobre los resultados audiométricos en base a: (1) dosis superiores a 325 mg/día, (2) dosis diarias de 325 mg o inferiores, (3) estudios aplicables a la población, en general, (4) estudios aplicables a personas con enfermedades inflamatorias. El estudio también evalúa el impacto de la aspirina sobre (a) hipoacusia auto-reportada, (b) cambios audiométricos inducidos por ruido y, (c) los efectos otológicos adversos del tratamiento con aminoglucósidos.

Fuente de datos: Se realizaron búsquedas en MEDLINE, PubMed, Cochrane, y EMBASE actualizadas a enero de 2014.

Métodos: Se llevó a cabo una revisión sistemática en base a un protocolo establecido a priori. Dos grupos independientes extrajeron los datos, centrados en resultados audiológicamente relevantes.

Resultados: 37 estudios con un total de 185.155 participantes. La toma de aspirina en una cantidad igual o superior a 1,95 gramos/día se asoció a peores resultados audiométricos (desplazamiento de umbral de 4 a 112 dB); el efecto fue dosis dependiente y reversible a corto plazo. No hubo datos audiométricos que confirmaran que, dosis a largo plazo de 81 mg o 325 mg/día tuvieran consecuencias sobre la audición. Paradójicamente, la aspirina mostraba un efecto protector cuando se administraba conjuntamente con gentamicina intravenosa.

Conclusiones: Dado el amplio uso de la aspirina en la profilaxis cardiovascular y los potenciales riesgos sobre la audición, debe considerarse la realización de estudios longitudinales en el futuro, pensando además en la reversibilidad de los efectos a corto plazo.

Más información:
Otolaryngology- Head and Neck Surgery. Enero 2015.