La presencia de loops vasculares adentrándose en el poro acústico interno puede incrementar el riesgo de hipoacusia súbita neurosensorial y reducir el riesgo de recuperación de estos pacientes.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/lary.26054/abstract

Objetivos/Hipótesis: Analizar si existe correlación entre los patrones de la arteria cerebelosa antero-inferior y postero-inferior (AICA/PICA) en el ángulo pontocereboloso mediante técnicas de imagen 3D FIESTA, imagen de resonancia magnética, y la aparición de hipoacusia súbita neurosensorial (HSNS) y la recuperación de la misma.

Diseño del estudio: Se evaluaron los patrones vasculares de pacientes con HSNS. Dicha evaluación se llevó a cabo mediante imagen de resonancia magnética con potenciación 3D FIESTA.

Métodos: Se incluyeron en este estudio sesenta y ocho pacientes con HSNS (32, el 47,1% mujeres; edad media 45,3±14,6; edad mínima 18 y máxima 77) y 38 voluntarios sanos (17, el 44,7% mujeres, edad media 48,6±14, edad mínima 26 y máxima 81). Se evaluaron distintos patrones de diversificación vascular, tipos IA, IB, IIA y IIB. Dichos patrones se evaluaron de forma unilateral en los pacientes con HSNS y de forma bilateral en el grupo control. También se analizaron los valores auditivos pre y post-tratamiento.

Resultados: Los patrones vasculares en el grupo de control frente al grupo de afectados fue: 26 (34,2%) versus 12 (17,6%) mostraron patrón tipo IA; 7 (9,2%) versus 9 (13,2%) tipo IB; 31 (40,8%) versus 23 (33,8%) tipo IIA; y 12 (15,8) versus 24 (35,3%) tipo IIB respectivamente. La presencia de loops vasculares entrando en el poro acústico interno (patrón IIB) fue más prominente en el grupo de estudio (p=0,017). Además, el patrón tipo IIB se asoció a una menor respuesta al tratamiento 18(75%) de 24 pacientes con patrón IIB no respondieron al tratamiento, mientras que 14 (47%) de 30 del patrón no IIB no respondieron al tratamiento p<0,001.

Conclusión: El patrón tipo IIB se da con mayor frecuencia en pacientes con HSNS y, asimismo, en estos pacientes la respuesta al tratamiento es menor que en los pacientes con otros patrones.