ACCESO TEMPRANO AL SONIDO CON LA NUEVA CINTA AJUSTABLE PONTO

La pronta detección de la pérdida auditiva y el acceso temprano al sonido son vitales para el desarrollo del lenguaje en los niños. La edad en la que los niños pueden recibir un implante osteointegrado varía según la persona. Sin embargo, con la cinta Ponto, los niños con pérdida auditiva mixta, pérdida auditiva conductiva, o pérdida auditiva unilateral pueden beneficiarse de los procesadores de sonido Ponto sin importar su edad. Como somos conscientes de que sus necesidades, preferencias y estilos de vida difieren de los adultos, Ponto ofrece varias soluciones destinadas a niños, padres y tutores.

Para mayor autonomía de los niños

La cinta Ponto es la opción ideal en el caso de niños demasiados pequeños para llevar un implante o que padezcan problemas auditivos temporales.

Esta cinta fácil de ajustar y flexible también ofrece una oportunidad para evaluar las ventajas del procesador de sonido antes de la cirugía de implante.

¿Cómo funciona?

El procesador de sonido Ponto se ajusta fácil y cómodamente a la cinta Ponto. Una vez colocado, el procesador de sonido capta los sonidos y los convierte en vibraciones. A continuación, esas vibraciones se transmiten a la cinta a través del SoundConnectorTM hasta el hueso y hasta el oído interno, donde se transforman en sonidos.

La cinta Ponto diseñada para los niños

  • Catorce colores diferentes entre los que puede elegir
  • Una nueva opción para llevar en gorras o gorros
  • Flexible, para uno o dos procesadores y ajustable a cabezas de prácticamente todos los tamaños
  • Gran comodidad, para usarla durante todo el día
  • Segura, hipoalergénica y con cierre de seguridad
  • Rendimiento probado para garantizar una excelente calidad de sonido y fiabilidad