Carina, el implante de oído medio totalmente invisible

Los audífonos son una gran solución auditiva para muchas personas. No obstante, dependiendo del nivel de pérdida auditiva pueden no ser suficientes. Y cuando eso ocurre, el sistema Cochlear Carina se presenta como una de las mejores alternativas. Para empezar, porque está incluido en la cartera de servicios comunes de prestación ortoprotésica de la sanidad pública. Y además, y sobre todo, porque este implante de oído medio es totalmente implantable bajo la piel, es decir, invisible.

Recomendado para pacientes con pérdida auditiva neurosensorial de moderada a severa o una pérdida auditiva mixta, el implante de oído medio Carina resulta muy cómodo ypráctico. Si se compara con un audífono, las ventajas son notables: al ser totalmenteimplantable no se puede perder, golpear ni olvidar. Por este mismo motivo, sus usuarios pueden oír el despertadordespertarse con el llanto de su bebé o darse una ducha.

Su invisibilidad y el hecho de no tener que preocuparse por ponérselo y quitárselo son los elementos más valorados por los usuarios de Carina, que reconocen que les facilita el llevar una vida activa y normal, tanto personal como laboral.

A su practicidad hay que unirle también su potencia. Y es que el sistema Carina es uno de los implantes de oído medio más potentes del mercado. El Actuador MicroDrive proporciona una transferencia precisa y fiable de energía, ayudando a asegurar resultados buenos y predecibles. Estudios recientes demuestran que los pacientes pueden oír bien tanto en ambientes tranquilos como ruidosos.

La vida útil de la batería del implante de oído medio Carina es de 15 años, con una carga diaria completa que se realiza en poco más de 40 minutos. Además, este procesador de sonido cuenta con un práctico control remoto, que te permite cambiar de programa para adaptarte a tu entorno o subir rápidamente el volumen siempre que sea necesario.