Cuida tus oídos y tus audífonos en invierno

Aunque sin prisa, el frío empieza a instalarse. Estamos a puertas del invierno y toca actualizar consejos básicos para proteger nuestros oídos de las bajas temperaturas, que, además, también pueden causar problemas a los usuarios de audífonos. En el caso de los oídos, la otitis es la principal amenaza. Para los audífonos, el mayor riesgo es la acumulación de cera en los conductos auditivos y la humedad.

El invierno es sinónimo de catarros y resfriados, que son la alfombra roja y puerta de entrada para la otitis. Los niños son sin duda los más vulnerables, pues suelen tener entre 6 o 7 procesos catarrales cada invierno, especialmente los que acuden a guarderías.

La denominada otitis media aparece cuando los resfriados persisten. El doctor Juan Royode la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, nos explica el origen de esta complicación: “el moco nasal permanece en los conductos que conectan la nariz con el oído (trompas de Eustaquio), lo que facilita la infección de las cavidades del oído medio, produciendo habitualmente mucho dolor“. Y aunque el catarro simple se puede tratar sin antibióticos y a partir de limpiezas nasales con suero, aspiración del moco y antitérmicos y analgésicos, la otitis sí que puede requerir un tratamiento específico durante 10 o 15 días.No obstante, se recomienda esperar un día o dos por si la inflamación remite, y con ella el dolor.

Para prevenir la otitis, el primer paso lo indica el sentido común: abrigarse bien con gorrosbufandas u orejeras. Y en el caso de los niños, realizar lavados nasales para despejar esta vía, que es la encargada de calentar y humedecer el aire frío en invierno.

Cuidar los audífonos
Los usuarios de audífonos también han de tener en cuenta diferentes consejos para conseguir un buen mantenimiento y limpieza de estos dispositivos en invierno.

- Abrigarse con una bufanda u orejeras también ayuda cuando el clima es severo, pues evitamos que el audífono se exponga a cambios bruscos de temperatura.

 

- La mayor mucosidad que se produce en invierno también incide en una mayor presencia de cerumen. En estos casos se recomienda utilizar el Alambre anticerumen que se entrega con los kits de limpieza de GAES. De esta forma se evita que una acumulación excesiva de cera impida la salida correcta del sonido amplificado de los audífonos. Es importante utilizar este alambre con cuidado y sin presionar hacia dentro.

 

- Hay que evitar que los audífonos se mojen o se expongan a un exceso de humedad. Por lo tanto, hay que protegerlos de la lluvia y guardarlos en un estuche cuando no se utilicen.

 

El matenimiento y limpieza de los audífonos puede variar según sean retroauriculares, intracanal o RIC, como podéis comprobar en las instrucciones presentes en la web de GAES.