El nuevo procesador osteointegrado Ponto 4: la revolución del Open Sound

La llegada del procesador Ponto 4 supone una auténtica novedad en el mercado de las soluciones auditivas. No sólo es el procesador de sonido osteointegrado más pequeño del mundo, sino que también ofrece una experiencia sonora de 360 grados: su tecnología ofrece acceso constante a sonido procedente de todas las direcciones y permite que el cerebro decida en qué concentrarse. Con Ponto 4 llega la revolución del Open Sound.

El Open Sound Navigator implica, sin duda, un cambio de paradigma en las prótesis osteointegradas. Gracias a este nuevo sistema, el procesamiento de todos los sonidos es constante y ultrarrápido, con una frecuencia de 100 veces por segundo. Además, se genera un equilibrio automático de todas las fuentes sonoras y se elimina de forma instantánea el exceso de ruido, incluso entre las palabras de una conversación.

A la novedad de la experiencia sonora en 360º que ofrece el Ponto 4 hay que sumarle otra singularidad: es el procesador osteointegrado más pequeño del mercado. De hecho, su tamaño es un 27% menor que el de su predecesor, el Ponto 3. Además, su velocidad de procesamiento ha mejorado gracias al sistema operativo Velox S.

Ponto 4: el primer procesador osteointegrado conectado a Internet

Ponto 4 es el primer procesador de sonido osteointegrado del mundo que puede conectarse a Internet. Gracias a su tecnología inalámbrica de 2,4 GHz y a través de su aplicación Oticon ON y la red IFTT (“If This Then That”), este procesador ofrece nuevas prestaciones:

• Fácil conexión con cualquier dispositivo: televisión, radio, tablet u ordenador.
• Conexión inalámbrica con cualquier modelo de smartphone, gracias al micrófono de ConnectClip.
• Facilita las llamadas telefónicas en modo manos libres.
• Transmite música directamente desde cualquier dispositivo.
• Permite recibir notificaciones de voz cuando se recibe un email o cuando alguien llama a la puerta, por ejemplo.
• La aplicación Oticon ON, disponible para iOS Android, permite ajustar el volumen del procesador, así como cambiar programas y recibir alertas de batería baja.