Eye See Cam nuevo vídeo-oculógrafo HIT o prueba de impulso cefálico

En los años cincuenta se empezaron a realizar distintas técnicas para medir los movimientos horizontales y verticales oculares, entre las que se incluyen la electro-oculografía (EOG), técnica de bobina escleral (SCC) y técnicas fotoeléctricas, y que utilizan técnicas fotográficas manuales para medir el movimiento horizontal y vertical del ojo.
Más recientemente, la aparición de las nuevas tecnologías en electrónica en cuanto a digitalización y reproducción de imágenes y vídeo introdujo el método del procesamiento de imágenes en la oscilometría y, hoy en día, ya se han empezado a usar cámaras USB y Fire Wire de tamaño reducido pero gran resolución, que permiten registrar los movimientos oculares sin contacto y con gran facilidad para el manejo.

Medir los impulsos cefálicos
El mareo es un síntoma frecuente en los campos de la otorrinolaringología, neurología y medicina general. Parte de los exámenes clínicos de los pacientes que sufren mareos se basa en la prueba de impulsos cefálicos (HIT, Head Impulse Test) del reflejo ocular vestibular (VOR, Vestibulo-Ocular Reflex). Los impulsos cefálicos son movimientos de baja amplitud de posición (entre 10 y 20 grados) pero con una gran aceleración (3.000 a 6.000 grados/s2) y alta velocidad (150 a 300 grados/s). Cuando se realiza clínicamente, sin análisis cuantitativo, la prueba solo detecta la presencia de una sacada correctiva como señal indirecta de un déficit de VOR.
En pacientes que presentan un déficit vestibular unilateral pronunciado, el HIT es tan fiable como una prueba de irrigación calórica. Los pacientes crónicos, sin embargo, muestran un resultado patológico con estimulador calórico en solo el 64% de los casos, pero se detectan con fiabilidad con una prueba con HIT. Por tanto, en la fase aguda de un déficit vestibular, basta con una de estas pruebas.

Eye See Cam, ligero y fiable
Eye See Cam, con sus gafas ligeras y su unidad de medición inercial (IMU, Inertial Measurement Unit), es un dispositivo de medición capaz de realizar HIT objetivas y cuantificables. Su diseño, junto a un ordenador portátil, permite una gran movilidad y facilita realizar pruebas HIT junto a la cama del paciente o en las salas de urgencias. Con este módulo, un médico puede evaluar de forma objetiva y fiable la función vestibular periférica en pocos minutos y diferenciar entre un vértigo central o periférico.
El HIT basado en vídeo es una herramienta novedosa, de bajo coste y que servirá para ahorrar mucho tiempo. Es perfecto para usar rápidamente en entornos clínicos, como unidades ambulatorias donde se traten pacientes con vértigos y salas de urgencias hospitalarias.


Con este módulo, un médico puede evaluar de forma objetiva y fiable la función vestibular periférica en pocos minutos