¿Qué tipo de audífonos necesito?

Esta pregunta es la que se realizan muchas personas cuando confirman que sufren pérdida de audición o hipoacusia y se les recomienda el uso de audífonos. ¿Serán muy grandes? ¿Se verán mucho? ¿Molestarán? ¿Podré hacer deporte con ellos? La buena noticia es que la gran mayoría de los usuarios de audífonos, independientemente del tipo elegido, muestra un alto grado de satisfacción. En este post te explicamos los distintos tipos de audífonos existentes en el mercado.

Antes de citar los diferentes modelos de audífonos existentes hay que subrayar que no hay uno que sea mejor que otros, sino que su elección dependerá de una serie de factores como la gravedad de la pérdida auditiva o el tamaño y forma de las orejas. Y luego está, por supuesto, el gusto personal de cada persona

TIPOS DE AUDÍFONOS:

 

Aunque hay muchos tipos de audífonos, podríamos clasificarlos en dos grandes grupos: las adaptaciones por vía aérea y por vía ósea.

Vía aérea:

 

1) Audífonos Convencionales, corporales (body aid) o de Petaca.

Los audífonos convencionales, de cordón y/o petaca son aquellos que constan de una caja y/o petaca donde van todos los componentes. Dicha caja se conecta a un auricular externo mediante un cordón.

2) Audífonos BTE (Behing the Ear o detrás del oído). 

Estos audífonos se colocan detrás del pabellón auricular y se unen al conducto a través de un molde a medida. Es el modelo estéticamente más grande, lo que le permite una mayor resistencia, facilidad de manipulación y también ser el más potente. Algunos modelos permiten la opción de sustituir el codo por un tubo fino, permitiendo que el audífono sea más estético uniéndose al conducto a través de un adaptador estándar que se adapta perfectamente a todos los usuarios. La adaptación sin molde se conoce como adaptación abierta (Open Fit).

3) Audífonos RIC (Receiver in the canal). 

Estos audífonos también se colocan detrás del oído pero, a diferencia de los anteriores, tienen el auricular dentro del conducto auditivo, permitiendo de esta manera que el audífono pueda ser más estético. Aunque son más pequeños también pueden cubrir varios rangos de pérdida auditiva, ya que disponen de auriculares de diferente potencia que se adaptan en función de la cantidad de la pérdida auditiva. Al poder seleccionar el auricular que necesita el cliente se convierte en un modelo estético y adaptable a prácticamente todas las pérdidas auditivas, siendo muy versátil y cómodo

4) Audífonos a medida. 

Se alojan completamente entre el oído externo y el canal auditivo. Son usados en los casos de pérdidas auditivas desde leves a severas. La carcasa que encapsula los componentes del audífono se fabrica a la medida del oído del usuario, por lo que son muy prácticos al contener una única pieza.

Hay varios tipos de audífonos a medida:

  • ITE (in the ear): Conocidos como concha, se colocan en la concha del pabellón auditivo.
  • ITC (in the canal): Más discretos que los anteriores, se colocan en el conducto auditivo.
  • CIC /IIC (completely in the canal / invisible in the canal): Los conocidos como microcanales son los más estéticos de los fabricados a medida, ya que quedan completamente introducidos en el conducto auditivo (mayor inserción que los canales). También existe una variante de inserción profunda (IIC), en la segunda curva del conducto auditivo, todavía más discreto si cabe.

Vía ósea:

 

1) Varillas auditivas. 

Adaptación de los audífonos en las varillas de las gafas de los clientes. Muy útiles para aquellos usuarios que no pueden poner audífonos en el conducto auditivo o que tienen pérdida transmisiva.

Aunque el gusto particular de cada usuario es muy importante, la elección del modelo de audífono deberá partir siempre del criterio y recomendación de un especialista. Puedes encontrarlo en cualquiera de nuestros centros auditivos, donde podrás concertar una primera visita totalmente gratuita, llamando al 900 835 707 o reservando cita online.

MUCHO CAMINO POR RECORRER

 

A pesar de que los usuarios de audífonos reconocen que oír bien les cambia la vida, sólo el 10% de los afectados por pérdida de audición en España los utilizan. Una desproporción que coloca a nuestro país como el segundo de Europa donde menos se usan este tipo de soluciones auditivas, solo “superado” por Portugal. Ante esta realidad, la concienciación se presenta como clave.

El escaso uso de audífonos en España contrasta con el que se registra en Dinamarca, donde los utilizan el 45% de los afectados por problemas auditivos. El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad Viviendo el sonido, reconoce que esta comparación “nos demuestra que aún queda mucho camino por recorrer en materia de concienciación sobre salud auditiva en España”.