Unidad básica de tratamiento otocompact steel v13

GAES pone a disposición del profesional ORL estas unidades de diseño elegante y gran calidad con los accesorios más habituales a precios muy competitivos. Opcionalmente puede incorporar los últimos avances en tecnología inalámbrica para el control de sillón, pedales inalámbricos, cámara para endoscopia sin cables, grabación de imágenes y vídeo, también sin cables, y pantalla táctil. El sistema de montaje desde fábrica permite que el cliente pueda escoger la disposición de cajones y su color, además de los accesorios que necesita: soportes de pantalla de monitorización, sistemas de succión, irrigación e iluminación led, etcétera.

TODO LO NECESARIO EN ESPACIO REDUCIDO
Esta unidad básica de tratamiento ORL es altamente funcional para exámenes básicos y diagnóstico endoscópico. Es muy fácil de desplazar gracias a sus cuatro ruedas antiestáticas y se puede colocar fácilmente en pequeños espacios gracias a su diseño compacto. Su estructura es metálica de acero pintado con resina epoxi y tiene una capa brillante transparente para hacerla muy resistente a la corrosión y fácil de limpiar. La parte superior o encimera es de Marlan de gran resistencia, fácil de limpiar y resistente al agua para evitar la proliferación de gérmenes.

SENSORES ÓPTICOS
Con la Otocompact Steel todo lo que se pueda necesitar queda al alcance de la mano, ya que su brazo articulado,soúnico en unidades de su categoría, permite alojar de tres a cinco instrumentos, tales como aspiración, irrigación, pulverización… Además incorpora sensores ópticos de puesta en marcha de manera que, con tan solo levantar el instrumento, el dispositivo comienza a funcionar sin necesidad de pulsar ningún interruptor. El control y ajuste de parámetros de los instrumentos y sistemas se realiza a través del panel electrónico con pantalla táctil de 4,7 pulgadas que hay en el brazo articulado. Los sistemas electrónicos opcionales como fuente luz, alimentador para luces frontales, calentador de espejos, sistema de luz ultravioleta de mantenimiento de instrumentos desinfectados, etcétera, vienen incrustados en el propio chasis de la unidad con el fin de reducir espacio, evitar fallos de conexionado y prescindir de cableados externos.